Arturo Yamasaki Maldonado

 


   Arturo Yamasaki Maldonado, Una Vida Dedicada al Arbitraje

El Profesor Arturo Yamasaki Maldonado a sus 82 años, es uno de los hombres más emblemáticos del arbitraje mundial en las últimas décadas; peruano de nacimiento, mexicano de corazón. Nadie como él para adentrarse en el polémico y debatido tema de las normas que rigen el balompié dentro de la alfombra verde, que es donde la magia del balón ocurre.

011612yama.jpg

Don Arturo, o el Chino, como es conocido entre sus amigos, es un personaje único, un líder mundial deportivo que desde que nació destila una calidad humana inigualable.

Como árbitro, siempre disfrutó su profesión desde que inició su carrera y hasta que dio el silbatazo final que lo retiró de las canchas.

011612yama2.jpg

En palabras de Joseph Blatter, Presidente de la FIFA, Yamasaki es un hombre de toda entrega, persona de vasta experiencia como árbitro internacional y referente en la historia del arbitraje mundial.

011612yama3.jpg

En su momento, Yamasaki fue considerado como uno de los mejores árbitros del mundo y la FIFA lo reconoció con la insignia Special Award por su labor como instructor. Igualmente, Concacaf lo galardonó, induciéndolo al Salón de la Fama. Por ello y más, es que hoy dentro de la Ceremonia de Entrega del Balón de Oro se rindió un merecido homenaje a su carrera.

Con el silbato en la mano

Nacido en Perú el 11 de mayo de 1929, Arturo tuvo desde la infancia una fijación con el balompié que lo llevó a alejarse de ser seminarista e internarse en la persecución de la de gajos, algo tradicional en casi todo el continente americano.

Yamasaki se inclinó por el arbitraje y su decisión fue la correcta, participó en tres mundiales como silbante, en los cuales dejó muestra de su personalidad y pleno conocimiento de las reglas.

En Chile 62 no dejó que la figura de Garrincha pesara en su decisión y lo expulsó en el juego de Chile contra Brasil, también pitó en Inglaterra 66, pero fue en México 70 dónde pasaría a la historia al formar parte de lo que después se llamó El Juego del Siglo.

011612yama6.jpg

Fue Guillermo Cañedo quien lo trajo a suelo mexicano en 1968, en la cúspide de su carrera arbitral y que se coronaría dos años después en la semifinal del Mundial de Futbol de la FIFA México 1970.

Ante más de 86 mil espectadores, el 17 de junio de 1970, Arturo Yamasaki saltó a la cancha acompañando a dos de los equipos más poderosos que han existido en la historia del futbol: la Selección de Italia (con Luigi Riva, Gianni Rivera, Enrico Albertosi, Giacinto Facchetti, Alessandro Mazzola y Roberto Boninsegna), en contra de la Selección de Alemania (que contaba con elementos como Franz Beckenbauer, Gerd Müller, Sepp Maier, Uwe Seeler, Karl-Heinz Schnellinger, Wolfgang Overath y Berti Vogts).

011612yama7.jpg

Todas esas figuras de talla internacional fueron supervisadas por Yamasaki en un partido que demostró por que el futbol es mágico y apasionado.

El hombre de negro llevó las acciones de un empate de alarido en el último minuto del tiempo corrido, y después los tiempos extras que terminaron con victoria italiana de cuatro goles a tres en vertiginosa serie de volteretas y la estampa del Kaiser Beckenbauer con el hombro dislocado utilizando un cabestrillo.

Y justo de ese encuentro, el Profesor Yamasaki recuerda:

“El partido se estaba desarrollando de manera normal, con un gol tempranero de Italia y así fue hasta el último minuto en que Alemania empató, para propiciar los tiempos extras.

“Ya en la definición se dieron las jugadas que emocionaron a los espectadores, ya que los goles se fueron sucediendo hasta el marcador final de 4 a 3.

011612yama10.jpg

“Algunos aspectos importantes que señalar, fueron que los alemanes me pedían penal en una falta que le hicieron a Beckenbahuer, que yo observé que fue fuera del área y así la sancioné.

“Años después, en un evento de FIFA, saludé al propio Beckenbahuer y aceptó que la falta había sido fuera del área.

“En toda la historia, no he vuelto a ver la entrega y calidad de jugadores como los que me tocó dirigir en ese memorable partido”.

Don Arturo, se retiró en 1975 y comenzó su andar en la enseñanza de las reglas que tanto amó y comprendió; Yamasaki ha sido desde entonces Instructor de los Árbitros Mexicanos, fue Presidente de la Comisión de Arbitraje y Asesor de la Federación Mexicana de Futbol.

011612yama9.jpg

Su amor por el arbitraje lo llevó a editar el libro Las Reglas del Futbol Ilustradas obra en la que don Arturo nos ofrece con toda su sapiencia y cariño a este deporte, su intención es desglosar cada una de las reglas para su entera comprensión a todo aquel que desee conocer más de este apasionante deporte.

Es de este libro que se desprenden infinidad de anécdotas que vivió el profesor e de su andar dentro y fuera de las canchas, como la siguiente que involucra a un jugador peruano llamado Roberto Tito Drago, quien era un acérrimo aficionado de las carreras de caballos:

“Su equipo, el Deportivo Municipal jugaba ese domingo el partido estelar que iniciaba a las 15:30 hrs. y la salida oficial del Clásico de las Américas estaba marcada para las 17:00 hrs.

“Desde que inició el partido, Drago empezó a buscar la manera de que lo expulsara para poder llegar a tiempo al hipódromo.

011612yama8.jpg

“Más o menos a los 20 minutos, y a una de las tantas reclamaciones y groserías que me había dicho lo llame y le dije, Mi señor, ya déjese de estar molestando y comportándose así, porque no lo voy a expulsar; sabe que… hoy no va a ir a las carreras.

“Su sorpresa fue grande y su disgusto mayor cuando se enteró que tenía que continuar jugando y que no iba a ser posible salirse con la suya. Faltando dos minutos para finalizar el partido y ante la enésima reclamación grosera, lo expulsé, pues calculé que era imposible que llegara a tiempo al hipódromo”.

En otra anécdota, Don Arturo cuenta que una ocasión en 1972, en el Estadio Jalisco se enfrentaba un domingo al medio día, las Chivas del Guadalajara y aquel trabuco de la máquina del Cruz Azul:

“El Guadalajara se encontraba en mal momento y era dominado totalmente por la máquina celeste, no sintiendo lo duro si no lo tupido, las chivas no pasaban de la mitad del medio campo y se encontraban perdiendo por tres goles a cero.

011612yama5.jpg

“En una acción de jugo se me acercó el jugador del conjunto tapatío Sabás Ponce y me dijo lo siguiente: Don Arturito, márquenos un penal por favor.

“Lo único que se me ocurrió contestarle en ese momento fue, acérquese al área pues, porque a la mitad del campo esta dificilísimo marcar un penal. No hubo de piña y el Guadalajara nunca llegó al área”.

Múltiples vivencias son las que acompañan los pasos de Don Arturo, quien también participó en el cine, al lado de Roberto Gómez Bolaños en la cinta El Chanfle.

011612yama4.jpg

En una de las escenas, en la cancha del Estadio Azteca en un partido entre el Club América y el Atlético, buscando ser expulsado, el Chanfle ingresa sin permiso a la cancha y le hace gestos al silbante. Don Arturo le indica: “Que te pasa Chanfle, ya estuvo bueno, ahora si te expulso. Fuera de la cancha”.

 

 

Don Arturo: por sus enseñanzas y vivencias, Gracias, Muchas Gracias.


Dirección de Comunicación.

 
                 

© 2017 Arbitros de Futbol